jueves, 16 de febrero de 2012

Cómo encontrar trabajo a través de LinkedIn


Estamos en la era de las nuevas tecnologías y esto implica que cada vez son más las empresas que utilizan las redes sociales para dar a conocer los puestos vacantes que ofertan, sin embargo,  algunos usuarios de las redes sociales más conocidas aún no saben cómo sacarles el mejor provecho.
LinkedIn se ha posicionado como una de las redes con más perspectiva profesional para encontrar un trabajo.  Ese fue uno de los objetivos por los que nació esta herramienta. Encontrar viejos amigos, hacer nuevos e impulsar la carrera profesional del usuario. Asimismo para ponerte en contacto con expertos en diversas materias que pueden ofrecerte su ayuda en cualquier momento.
Así, queremos ofrecer algunas claves básicas para que la búsqueda de empleo sea lo más fructífera posible.
Antes de nada, es necesario hacer unas cuantas preguntas. ¿Quién quieres que vea tu perfil y se una a tu red?, ¿es tu perfil lo suficientemente atractivo?, ¿tienes como contactos a empresas o expertos en tu sector?, ¿tienes actualizado tu LinkedIn lo suficiente con toda la información de interés?
Con estas preguntas conseguirás marcarte tus propios objetivos.  Y conociendo esto, debes pasar a la segunda fase. Te mostramos los nueve pasos para encontrar un trabajo en LinkedIn.
1. Configura a tu gusto tu LinkedIn. Si eres nuevo en esta red antes de darte a conocer debes saber cómo funciona y qué opciones tienes para poder configurarlo a tu gusto.  Sobre todo pon atención a la privacidad y quién quieres que pueda ver la información que pongas sobre ti.
2. Completa tu perfil. Ten en cuenta que LinkedIn hace las acciones de un C.V. Es por ello que debes tener actualizados tus datos, no solo personales sino también profesionales.  Así la gente que vea tu perfil podrá ver en todo lo que has trabajado de una forma fácil.
3. Hazte notar. ¿Quieres encontrar un trabajo? Pues déjalo claro. No se trata de parecer desesperado ni aburrir con tus estados, pero debes hacer ver a tus contactos lo que estás buscando. Qué clase de empleo buscas, qué puedes aportar tú… en definitiva, actualizar tu estado para estar visible.
4. Trabajo de investigación. Debes encontrar gente que tenga perfiles profesionales parecidos a los tuyos y así saber dónde trabajan y ser de los primeros en conocer cuando hay un puesto vacante para el que tú serías perfecto. El boca a boca es lo que mejor funciona. Hacer amistad en las redes sociales puede ser más beneficioso de lo que la gente cree. Abre la puerta a esta gran oportunidad que LinkedIn te propone.
5.  Palabras clave, úsalas. LinkedIn ofrece un buscador en el que puedes introducir las palabras clave que estés buscando. Introduce palabras clave del trabajo que quieres encontrar y observa los resultados. Si aun no lo has hecho, puede que te lleves alguna que otra alegría.
6. Pon empeño para conseguir tu objetivo. Si ves una oferta de trabajo que te interesa, ve a por ella. Apúntate, pero no esperes demasiado tiempo hasta volver a interesarte por la oferta en la que te has apuntado. En la mayoría de los casos puedes ver el perfil de la persona que puso el anuncio del trabajo. ¿Por qué no le agregas y hablas con esa persona? Así seguro que aumentarás tus posibilidades. Las empresas quieren personas decididas  y con ganas de luchar por lo que quieren. Si en esa ocasión no lo consigues, puede que seas el primero en ser avisado para la siguiente.
7. Ponte en contacto con la persona adecuada. Puede ser que la persona que haya puesto la información del trabajo no sea la misma que vaya a realizar el proceso de selección. Sin embargo, seguro que no es una tarea muy ardua conseguir el nombre de la persona de recursos humanos o el director de la empresa. ¿Por qué hablar con el mensajero si puedes acceder al emisor directamente?
8. Consigue recomendaciones. A la hora de contratar una persona es difícil conocerla tan solo por el escaso tiempo que has pasado con ella en la entrevista de trabajo. Qué persona se debe elegir tan solo por lo que dice su C.V. no suele ser tarea fácil. Por ello, las recomendaciones de antiguos jefes, profesores o compañeros de trabajo ayudan bastante. Consigue recomendaciones y haz tu perfil más atractivo.
9. Cuidado con qué foto de perfil incluyes. Parece algo obvio, pero esa foto es tu carta de presentación física para la empresa. No pongas como foto de perfil la que te hicieron en tu graduación o una con tus amigos de fiesta. Piensa en la imagen que quieres transmitir.
Cristina Breña
Fuente: aprendelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada